02 enero 2015

Roscón de Reyes con Masa Madre




Ingredientes
Para el azúcar glas aromatizado
140 g de azúcar glas
La piel de medio limón —solo la parte amarilla—
La piel de media naranja —solo la parte naranja—

 la masa de arranque
70 g de leche entera 
10 g de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina de fuerza

 la masa
60 g de leche entera 
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
20 g de levadura fresca de panadería
25 g de agua de azahar —al gusto—
450 g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 140 g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

 la decoración
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Naranjas confitadas
Guindas en almíbar


La masa de arranque: Templar la leche y deshacer la levadura en ella. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola. Poner un bol con agua templada y meter la bola de masa madre en él. Cuando flote estará lista para utilizar con la masa principal. Suele subir en unos diez minutos pero dependerá del calor del agua y de la temperatura de la cocina. 

La masa principal:  Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
 Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador. Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, la masa madre y por supuesto la leche con la levadura.
 Mezclar todo. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar mucho mejor; si no, a mano.
Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas. Cuando haya quedado la mezcla elástica, hacerla una bola y dejar que aumente su tamaño (cinco horas como mínimo).

Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos para hacer dos pequeños a no ser que quieras  hacer una grande y dar forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
 A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero (hacer un agujero grande ya que al hornear tiende a cerrarse). Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear..Pincelar con el huevo batido y dejar reposar hasta que doblen su volumen, unas dos horas.
 Pintar con huevo batido otra vez, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.
Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo. Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción (si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima). Dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríe. 


Fuente: webosfritos

Aquí está otra receta del típico roscón de reyes, ya sabes que lo puedes rellenar de lo que más te guste. A mi no me gusta relleno, ya que me encanta tomarlo con chocolate a la taza.

Aquí está la otra receta que tengo de roscón, este es sin masa madre el auténtico de Toñi

Besines y feliz día.

5 comentarios:

  1. Tiene una pinta fenomenal ehh me tengo que animar a hacerlo con masa madre...

    besos

    ResponderEliminar
  2. Que rico!!! Me encanta, te ha quedado estupendo.
    Feliz 2015
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  3. Que bueno te ha quedado Rocio!!
    Hemos coincidido yo también lo publiqué ayer .A mi también como más me gusta es sin rellenar y con un buen café o chocolate....está divino.
    Feliz Año y muchos besos

    ResponderEliminar
  4. Una pinta espectacular!
    Feliz 2015 besossssssss

    ResponderEliminar
  5. ¡Fantástico!.
    Te ha quedado estupendo. A ver si el año que viene me animo y lo hago.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario.