11 febrero 2013

Galletas de Hierro a mi manera

Esta entrada me ha costado mucho hacerla y no por que no tuviera las fotos o porque las galletas estén malas .. todo lo contrario. Es que es una receta con un encanto especial. 
Estas galletas son típicas de Sahagún de Campos el pueblo de al lado de los de mis padres y se hacen de una manera especial, se hacen con unas planchas de hierro directamente al fuego y de una en una, no me digáis que nos tienen encanto. Cuenta la historia que estas galletas nacieron en la edad media ya que se prohibía al pueblo  fabricar pan o dulces fuera de los molinos y horno del monasterio benedictino de la localidad, el pueblo ante tal prohibición se rebeló y con mucho ingenio fabrico unos moldes de hierro con los que comenzaron a realizar estas galletas, llegando a tomar el nombre del material del utensilio donde se hacían.
Después de contaros un poco los orígenes de estas galletas tengo que deciros que yo no las he hecho de la manera tradicional, ya me hubiera gustado a mí, no por falta de lumbre que eso si que tengo si no por falta de la plancha de hierro y mira que se me antojó y mucho, pero costaba demasíado y me he conformado con una galletera eléctrica muy apañá y que da " más o menos" el mismo resultado. Estuve loca buscando algo para poder hacerlas aquí en Salamanca y nada no encontraba nada, en Sahagún las venden pero yo lo quería para ya... estas cosas que nos pasan a las cocineras que vemos algo y lo necesitamos urgentemente. Busque por internet y nada hasta que un día viendo las ofertas del Lidl, venia una gofrera para galletas, !Qué ilusión me hizo¡. Ya podía hacer las galletas de hierro. Aquí os dejo la receta.



Ingredientes: 

3 huevos y 1 yema
1sobre de azúcar vainillado
250 gr de mantequilla
750 gr de harina
350 gr de azúcar

En un bol grande ponemos los huevos y la yema, los batimos. Incorporamos el azúcar y el azúcar vainillado y mezclamos todo con una varillas. Mientras derretimos la mantequilla en el microondas cuando se enfrríe la añadimos al bol. Por ultimo añadimos la harina de poco en poco y vamos mezclando tiene que quedar una masa fina y sin pegarse en las manos. Tapamos la masa con un paño limpio y dejamos reposar 30 minutos.


Ponemos a calentar la galletera y vamos haciendo bolas como en la foto, colocamos cada bola en su hueco, cerramos y dejamos dorar ligeramente. Sacar a un plato con la ayuda de una pala de madera y dejamos enfriar. Recién sacadas están blandas y es en ese momento cuando las tenemos que despegar cuando se enfrían se quedan duras muy duras. 
Con esta receta salen dos  latas grandes llenas de galletas, son perfectas con el café y para regalar.


Todo aquel que las ha probado, repite y sobre todo mi padre cada vez que viene o voy a León me pide que haga galletas. Lástima lo de la galletera que no se pueda conseguir en cualquier tienda pero si vuelven a poner la oferta en el Lidl  yo os aviso, que merece la pena. 
En Italia tienen unas galletas parecidas que se llaman pizzelle si buscáis en amazón maquina pizzelle os saldrán varias, yo tenía en mente comprar una hasta que por suerte el Lidl se acordó de mi,jajaja
Espero que os gusten, también se puede hacer la masa, estirar con el rodillo y cortar con moldes y al horno unos 12-15 minutos a 180º.
Un besin y feliz lunes de carnaval.

21 comentarios:

  1. Qué curiosa la historia de éstas galletas Rocio, fíjate que este aparatito se me ha escapado, cachis!!!, pero la próxima vez estoy en la puerta desde las 8 de la mañana, a ver quien tiene narices de quitarmelo. Así que cuando se enfrían, se quedan duras como el hierro no?...jajaja. Pues nada, tendremos en cuenta tus recomendaciones. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocía,lo dicho a la próxima avisa que esta maquinita no la tengo y la galletas son toda una preciosidad,con razón tu padre quiere que se hagas!!!!!

    Besets

    ResponderEliminar
  3. Exacto, cuando te enteres de dónde la venden o si la ponen en el Lidl nos avisas, porque tienen una pinta esas galletas de morirse. Qué dorado, qué todo. Me muero por probarlas. Besos

    ResponderEliminar
  4. No las conocía, Te han quedado perfectas y preciosas. Buenisimas

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo que tiene encanto ademas de una historia super bonita, Rocio. No me puedo imagirnar el sabor,...deliciosas!!
    laura

    ResponderEliminar
  6. No las conocia Rocío y el apartito esta genial lo que no traiga el Lidl...:)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tienen un aspecto estupendo y seguro que muy ricas. Me encanta el aparato. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  8. Estoy segura de que saben tan buenas como las originales, porque les has puesto mimo y empeño. Me gusta la galletera, nunca había visto una...
    Besinos

    ResponderEliminar
  9. que rico me gusta mucho este tipo de galletas

    ResponderEliminar
  10. Tienen una pinta estupenda, se ve que es una receta muy especial. Lastima que "de momento" no tengo ningún aparato parecido para hacerlas, pero todo se andará jaja

    ResponderEliminar
  11. Pues, aunque estuvieran hechas del modo "no tradicional", estaban deliciosas!!!!! Doy fe de ello d primera mano, porque he tenido la gran suerte d comerlas. Gracias AIDK.
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. son unas galletas muy bonitas, pero seguro que están riquísimas, que es lo más importante. Una gran adquisición la del lidl, pero yo ya no tengo más sitio...

    ResponderEliminar
  13. jooo que aparatito más chulo!! estaré al tanto porque las galletas se ven divinas!!

    ResponderEliminar
  14. Ayyyy aquí aun no a llegado,o no la he visto, yo tengo las gofreras la de los gofres rectangulares y la otra en forma de flor y con esa probare tus galletas y ya te cuento.
    Pero por si no sale bien el invento tu cuando las vuelva a sacar en el Lidl nos avisas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  15. Qué si nos gustan? Todavía me acuerdo de ellas, estaban buenísimas!!!! Me preguntaba yo con que molde las hacías... y mira, mira. Si sale otra vez la oferta avisa, porfa!!
    Por cierto, la entrada me ha encantado, una bonita historia. Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Una historia muy bonita, las tradiciones no deben de perderse nunca, y sino como en tu caso con la maquinita esta lo has conseguido...besitos

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la historia, viva la revolución del pueblo! Jeje. Unas galletas muy ricas

    ResponderEliminar
  18. Pues no conocía la historia, no conocía las galletas y tampoco sabía que existía esa maquinita. Mira por donde hoy he aprendido por partida triple. Se ven muy ricas

    ResponderEliminar
  19. Hola Rocío acabo de hacer la galletas están buenísimas desde que te vi la receta la llevaba en la cabeza y hoy me he comprado la gofrera del lid.Supongo que no variaran de prepararlas en la gofrera ,la mía es distinta...Besets.

    ResponderEliminar
  20. Rocio que bonita historia desde luego me ha llamado mucho la atención por el titulo de la receta ahora ya se el motivo y si te han quedado así de bonitas, no me imagino como quedaran con la plancha de hierro desde luego se ven genial y si te acuerdas avísame cuando salga la galletera en el Lidl que me han encantado las galletas un fuerte abrazo guapa

    ResponderEliminar
  21. No las conozco, pero se ven estupendas, una bonita historia.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario.