29 octubre 2013

Moussaka de pollo


No se si se le podría llamar moussaka, he cambiado la carne de ternera por la de pollo, al final es  una versión de la original receta griega. Me ha gustado mucho más con pollo que con ternera. Me ha llenado menos y eso se agradece. Creo que a partir de ahora la haré mucha más veces con pollo. Probar y me decís.



Ingredientes:
1 pechuga de pollo
2 berenjenas
1 zanahoria
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2-3 cucharadas tomate frito
sal y pimienta
aceite de oliva
Bechamel:
1 cucharada de harina
 200 ml leche
aceite de oliva
sal

queso rallado

Limpiamos y secamos las berenjenas, las cortamos con la mandolina en lonchas finas. Yo las hago a la plancha con una gota de aceite. No me gusta cocer la berenjena ya que chupa mucho agua y pierde sabor. A la plancha queda perfecta pero no echéis mucho aceite que lo chupa todo y tan poco queda bien. Una vez lista sacar a un plato y echar un poco de sal por encima. 
Ahora hacemos el relleno de pollo, cortamos la pechuga en trozos muy pequeños, yo no lo pique, corte a cuchillo, salpimentar la carne y reservar. En una sartén ponemos un poco de aceite y añadimos la cebolla y el diente de ajo picados finos. Luego la zanahoria cortada en cuadrados. Cuando este tierna la zanahoria añadimos el pollo y dejamos hacer. Por último añadir 2-3 cucharadas de tomate frito. Bajar el fuego y dejar 5 minutos. 
Montamos la moussaka en una fuente cuadrada alta, apta para el horno, colocamos una base de berenjena, luego la carne de pollo, otra capa de berenjenas, otra de pollo y por último más berenjenas. 
Ahora hacemos la bechamel para cubrir la capa última,  ponemos en una sartén un buen chorro de aceite de oliva cuando este caliente añadimos una cucharada de harina y dejamos que se deshaga, añadimos la leche sin parar de remover, para que no haga grumos, ir añadiendo la leche poco a poco. Nos falta añadir la sal y ya la tenemos lista. Echar por encima de la capa de berenjenas y luego espolvorear con el queso rallado.
Calentar el horno a 200º meter y dejar 10 minutos y luego gratinar para que coja un tono dorado.
 Sacar y servir caliente. 



Ya podemos disfrutar de nuestra versión de la moussaka griega.  Una pastel de berenjenas y pollo delicioso. Besines.

13 comentarios:

  1. buena idea lo del cambio, tengo que probarlo!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca fiz mas com frango deve ficar uma delicia.
    Esta com muito bom aspecto
    bj

    ResponderEliminar
  3. La mousakka es uno de los platos que más hago en casa, me gusta mucho, a pesar de que llena mucho como dices tú. Voy a hacerla con pollo la próxima vez. Bs

    ResponderEliminar
  4. Muy buena idea, llamalo moussaka o como quieras pero yo me la zampo, jeje
    Besinesssss

    ResponderEliminar
  5. Como dicen por arriba, el nombre es lo de menos; yo personalmente me lo como igual :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  6. Pues tiene muy buena pinta, y el cambio de ingrediente me parece genial, así es menos pesada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la moussaka, y con pollo segurísimo que es deliciosa. Un besito Rocío.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, cada uno hace las recetas a su manera y esta tuya tiene que estar deliciosa. Está diciendo comeme. A mi no me importaría tener una igualita puesta en la mesa de casa para la hora de comer.
    Aunque los griegos te dirían que la suya es con cordero, yo me apunto también a tu versión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.tienes razón la auténtica moussaka griega es con carne de cordero. Ni ternera ni pollo. Gracias

      Eliminar
  9. Qué buena pinta y de pollo! así no la he probado nunca.

    besos

    ResponderEliminar
  10. Pues yo también me apunto a hacerla así a próxima vez a ver qué tal...

    ResponderEliminar
  11. que buena pinta, en mi casa siempre se suele hacer con pollo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario.