Mantecados de anís

Hoy hace un mes que el eje de mi universo se partió y me dejó girando a medio gas. 14 años siendo su madre, pero también sus manos, sus ojos, sus piernas, su enfermera, su fisio, etc.... Tan feliz de haber disfrutado todo ese tiempo de su preciosa sonrisa y su amor puro.
 Ahora toca construir poco a poco un nuevo eje que me permita seguir girando, viviendo y disfrutando de nuevas cosas que antes ni pensaba...
La cocina me gusta, me hace disfrutar,  y por eso quiero seguir compartiendo recetas con todos vosotros. La primera semana después del fallecimiento de Alonso fue un auténtico desastre, no tenía ganas de cocinar y  nada me salía bien. Ahora que poco a poco me apetece cocinar de nuevo, la semana pasada preparé estos ricos mantecados que hoy os traigo. 
Ingredientes:
400 gr manteca de cerdo 
2 huevos L
zumo de medio limón
1 vaso de anís (licor) unos 150-200 ml
harina
15 gr de azúcar
*****
azúcar para rebozar
  1. En un bol grande poner el zumo, el anís, los 15gr de azúcar, los huevos  y la manteca que tiene que estar a temperatura ambiente. Ir mezclando con la mano hasta que se integren un poco los ingredientes. 
  2. Ir añadiendo harina poco a poco y tamizada con anterioridad. Tienes que añadir harina hasta que la masa no se pegue en los dedos. Encender el horno a 180º calor arriba y abajo para que se vaya calentado.
  3. Extender la mitad de la masa con un rodillo entre dos láminas de papel de horno. Dejar un grosor de 1 cm, cortar con un molde redondo. Ir poniendo la masa en la bandeja del horno sobre papel de hornear, no hace falta que dejes mucho espacio entre ellos  ya que crecen hacía arriba más que a lo ancho. Seguir haciendo hasta terminar la masa.  Meter al horno una bandeja y dejar hasta que este un poco dorados. 
  4. Sacar y rebozar en azúcar normal cuando aún estén calientes, ojo no te quemes. 



Están deliciosos a cualquier hora. Si no tienes anís puedes usar aguardiente. 
Espero que te gusten, besos y feliz día. 

CONVERSATION

6 comentarios:

  1. Qué difícil encontrar palabras para transmitirte todo el animo y fuerza del mundo, lamento muchísimo la gran pérdida que habéis tenido toda la familia. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Rocío, no te lo podrás creer, pero esta noche he soñado con él. Estaba en el cole con nosotros... siempre estará en nuestro corazón.
    No puedo ni imaginar lo duro qué tiene que ser perder un hijo. Tú has sido y eres una madre luchadora como lo fue Alonso.
    Me alegro de que poco a poco vuelvas a tener ganas de cocinar, ésto te ayudará.
    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy madre de una niña y otra viene en camino. Te leo y se me pone un nudo en la garganta porque no quiero imaginar por lo que has pasado cuando él se fue. Nada de lo que nadie te diga puede ser un consuelo, pero al menos lo has disfrutado 14 años.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. La pérdida de tu hijo es irreparable, pero ahora tienes un ángel en el cielo. Dios te de la.fortaleza necesaria para sobrellevar ese dolot
    Te envío toda mi solidaridad

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo muy fuerte, y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  6. Rocío! he estado desconectada un par de meses y es ahora que me he pasado para ver tus chismes y cacharros cuando leo tu desgracia. ¡Cuantísimo lo siento Rocío! Me resulta imposible imaginar tanto dolor y desesperación. Es el pánico que tenemos todas las madres, una amputación horrorosa. Cómo me gustaría llevarme un poco de tu dolor y aliviarte un poquito:-(

    Ánimo querida, sigue, tú sigue para adelante porque ahora tu ser carga con dos vidas que ya no se separarán jamás; la tuya propia y la del peque, y el mejor tributo a Alonso es que seas feliz y vivas cada día con intensidad y amor. Eres peleona así que estoy segura que estas en ello, en no dejar que la pena te paralice y se lo coma todo.

    Muchos besos y mis mejores deseos de ánimo y fuerza.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario.

SUBIR